ABORTAR ES FÁCIL

enero 3, 2007 en 8:02 am | Publicado en Colaboraciones, David del Fresno | 5 comentarios

Esta es una publicación de un amigo mío, padre de familia de tres niños y camino del cuarto. Tiene dos blogs y es un defensor a ultranza de los no nacidos. En unos días facilitaré algunas publicaciones, tanto de texto como en dvd‘s, referentes a bioética. Tenemos que dar la batalla en el tema de la vida, de defender la vida.

¿Es fácil matar a un bebé? Sí, sin duda. Aunque es mejor hacerlo cuando todavía no ha nacido. Si ya ha nacido cometes un homicidio y lo pagas con penas de prisión. Si no ha nacido, también es un delito aunque con un poco de maña puedes evitar ir a la cárcel y además te harás rico. Que ironía: puedes hacerte rico matando niños. La ley protege al bebé que crece confiado en el seno de su madre esperando ver la luz. Si alguien atenta contra su vida, todo el peso de la ley caerá sobre el asesino y acabará dando con sus huesos en una prisión. Pero si la madre contrata a un médico para que lo mate… entonces está sentenciado a muerte. Si es muy pequeñito lo envenenarán con una píldora abortiva. Probablemente no sienta dolor. O sí. Aunque eso ¿a quien le importa? Si es ya un poquito mayor… ¡amigo mío! Será sometido a un tormento espantoso: el abortista le arrancará las piernas, luego le destrozará el abdomen, el tórax, los brazos, la cabecita… Bueno, casi mejor antes la cascará como una nuez, pues si no, no pasará por la sonda de succión…

Terminado el crimen, la madre saldrá a la calle. Sentirá frío, cansancio y un poco de sueño. Se sentirá deprimida. Le temblarán un poco las piernas. Se pregunta por qué. Nadie le responde. Nadie la escucha. Ella se quiere morir. La han dejado tirada. Su novio, sus padres… son culpables de dos crímenes: el de su hijo y el de su novia. El de su nieto y el de su hija.

En España el aborto constituye un delito punible en cualquier caso a menos que se trate de tres supuestos. Si se dieran estos supuestos, entonces el aborto queda impune. Nótese que esta ley no exige evidencias, tan sólo solo habla de supuestos. Ello abre la puerta a un sinfín de fraudes tal y como les mostraré en este artículo.

Estos son los tres supuestos bajo los cuales el aborto no es punible:

1º) Peligro para la vida o para la salud física o psíquica de la embarazada. Bajo este supuesto la ley no menciona límite alguno referente al tiempo de gravidez, lo cual deja un amplio margen de tiempo para abortar impunemente. Como requisito documental previo se requiere el dictamen de un medico distinto de aquel por quien o bajo su dirección se practique.

2º) Que el embarazo sea el resultado de un delito de violación. Bajo este supuesto la ley fija un límite de 12 semanas de gestación. Como requisito documental previo se requiere la denuncia del delito de violación.

3º) Posibles taras físicas o psíquicas del feto. Bajo este supuesto la ley fija un límite de 22 semanas de gestación. Como requisito documental previo se requiere el dictamen (en términos de probabilidad) de dos médicos distintos de aquel por quien o bajo su dirección se practique.

INVESTIGACIÓN PERSONAL

Para realizar esta pequeña investigación, no tuve que llamar a un detective, ni mucho menos a la policía. Bastó con una guía de teléfonos. La guía QDQ. Dos llamadas a sendas clínicas de Madrid escogidas al azar, me demostraron la facilidad que podía tener para quitar la vida a mi hijo, sin que tuviera que pagar con la cárcel por ello. Tan sólo pagaría dinero. Sólo dinero. Nada más que dinero… Lo que relato son conversaciones increíbles pero reales efectuadas por mí mismo. No están grabadas, sino que tomé notas a mano. Entre lo que anoté a mano y lo que recuerdo de memoria he compuesto lo que a continuación transcribiré. Sólo he escrito aquello que recuerdo con suficiente certeza o que anoté con precisión. No hay errores en los signos de puntuación, que pretenden reflejar el ritmo de la conversación. Por último: sólo son ficticios los nombres.

Primera llamada:

- Hola, buenos días… ¿Clínica Los Pinochos?
- Si buenos días dime.
- Bueno… he visto su anuncio en la guía QDQ y bueno, mi mujer está embarazada y claro…
- ¿De cuánto está?
- Pues de 18 semanas
- Pues son 765 euros todo incluido: La visita previa, la consulta con el psiquiatra, la anestesia y la operación.
- Ah pero, ¿consulta con un psiquiatra? ¿Y eso?
- Pues hombre, para poder acogernos a algún supuesto. Si no sería ilegal no se si me comprendes.
- Ya pero bueno, mi mujer está bien de salud, lo que pasa es que no queremos tener este hijo.
- Ya pero te digo: tenemos que acogernos a algún supuesto si no sería ilegal. No se si me entiendes.
- Pero y si el psiquiatra ve que mi mujer esta bien, entonces no podríamos hacerlo?
- No, vamos a ver: el psiquiatra está para certificar que el aborto está dentro del supuesto. Entonces diríamos que es por causas psicológicas.
- ¿Ecológicas?
- No, no, psicológicas. Psicológicas. Causas psicológicas.
- Ah, que le había entendido ecológicas. Bueno, admiten tarjetas?
- Se puede pagar en metálico o con tarjetas.
- Bueno, no sé. Estamos un poco así. Si acaso lo vamos a hablar y ya la llamaré.
- Ya pero ten en cuenta que ¿me has dicho que tu mujer está de cuantas semanas?
- De 18.
- Pues ¿Y cuando se lo han diagnosticado?
- ¿El qué?
- Quiero decir, que cuando la han dicho que estaba de 18 semanas?
- Pues… no sé, la semana pasada… Ah no, espera, que fue hace dos semanas que la acompañé yo.
- ¡Hay! ¡Pues entonces ya no es lo mismo! ¿Dices que fue hace dos semanas? ¿Pero qué día de la semana?
- Pues… el martes creo yo. Si, el martes, que fui con ella.
- A ver… el martes… El martes 10… ¿entonces dices que os dijeron que estaba de 18 semanas?
- Sí. Bueno, 18 y algunos días.
- ¡Uf! Pues entonces está ahora de 20 semanas… casi de 21
- Ah pues es verdad ¿Y qué pasa?
- Pues que nos metemos ya en la 22 y si nos pasamos pues ya no os lo podemos hacer
- Ah, ¿pero y eso por qué?
- Porque aquí sólo hacemos hasta la 22. Para más de 22 os tendríamos que mandar a una clínica de Barcelona que esa sí los hace.
- Bueno, no sé… no creía yo que… la verdad es que es un flas.
- Yo si quieres te puedo dar cita para esta tarde o para mañana por la mañana.
- No sé, voy a hablarlo y si acaso ya le llamo.
- Como quieras.
- Vale, adiós.
- Adiós.

Segunda llamada a otra clínica:

- Hola buenos días. ¿Clínica Los bitels?.
- Si buenos días dígame
- Bueno… he visto su anuncio en la guía QDQ y queremos abortar.
- ¿Sabe de cuantas semanas está?.
- Pues de 19 semanas.
- Bien.. Le explico: le tendría que dar cita para una consulta previa. Le haríamos una ecografía y luego tendría una consulta de psiquiatría. Luego ya le daríamos cita para la intervención.
- Bueno, pero… ¿No habrá problemas con la policía? Es que mi mujer no está mala: sólo que no nos apetece tener un hijo.
- Vamos a ver: el aborto es legal. ¿Vale? No se trata de que su mujer esté o no esté mal. Es para certificar que viene voluntariamente, y no viene coaccionada. ¿Me entiende? Es la mujer la que tiene que decidir. Y para eso está la consulta con el psiquiatra. No tiene nada que ver con que si su mujer esté mala o no esté mala.
- Ah pero, ¿Entonces no habría problemas si se entera la policía?
- ¡Claro que no! Para eso está la consulta con el psiquiatra. Porque ella quiere abortar, ¿no?.
- Sí… Sí…
- Bueno, pues le digo: si quiere le doy cita para hoy o mañana, ¿Cuándo prefiere?.
- Bueno, ¿Cuánto costaría?.
- 850 euros si es de 19 semanas. Para 20 serían 1.265 y para 22, 1.420.
- ¿Y sería legal?.
- Vamos a ver: el aborto en España es legal. ¿Vale? Es legal. Pero el psiquiatra tiene que certificar que nos estamos acogiendo al riesgo de salud psíquica. ¿Me comprende?.
- Pero y si el psiquiatra ve que mi mujer esta bien, ¿entonces no podríamos hacerlo?.
- No, claro: Si la ve que ella no está convencida o que no quiere abortar voluntariamente, entonces no…
- Bueno, ¿admiten tarjetas?
- No. Sólo admitimos el pago en metálico.
- Bueno, no sé. Es que no tengo dinero. Si acaso me admite una tarjeta de crédito o si no ya cuando cobre.
- Espere, que le voy a pasar con fulana de tal, que es las relaciones públicas a ver que ella le diga… le paso.

Me pasaron con una mujer cuyo dulce tono de voz anestesiaba. Casi daban ganas de decir: “Anda bonita, anestésiame más”. La conversación fue como sigue:

- Buenos días.
- Buenos días… Me han dicho que queréis abortar… ¿Qué problema tenéis?…
- Bueno, ninguno. Lo que pasa es que ahora no tengo todo el dinero. Si acaso quizá ahora que voy a cobrar…
- ¿Y de cuanto está?…
- De 19 semanas.
- ¿Cuándo se lo han dicho?…
- Pues… fue la semana pasada.
- ¿Y qué día de la semana?
- Pues… el martes.
- Mmm… Martes 17… entonces está de 20 semanas… El precio subiría.
- ¿Todavía más? ¡Ay jolín! Entonces ya para el mes que viene mejor que habré cobrado…
- Vamos a ver. Yo si quieres lo que puedo hacer es que le doy cita para esta tarde y aunque sea se lo hacemos esta semana.
- Bueno, vale… no sé, voy a hablar con ella.
- Pero dígame, ¿Ella quiere abortar?…
- Hombre, pues… si, pero claro, le da cosa por si es un niño.
- ¿Cómo que si es un niño?…
- Pues que ella dice que siente las patadas y que en la ecografía se veía el corazón y claro, pues si hay una vida y dice: “¿No iremos a matar a un niño?” Y yo la digo que no, pero a ver si usted la convence.
- Mire usted: ¿Es usted su marido?
- Si, soy yo.
- Bueno: Yo no voy a tratar de convencerla. Es ella la que si no quiere no va a abortar. Yo no la voy a tratar de convencer. En cuanto a lo del latido cardíaco, ¡Por supuesto que hay latido cardíaco! ¡Hay latido desde la séptima semana! Ahora, en cuanto a si hay vida o no, eso es algo muy relativo que depende de lo que cada uno entienda por vida. ¿Vida? Bueno, ¿Y qué entendemos por vida? Es algo muy relativo, y depende de distintos factores, creencias, educación… Yo, si quieres te puedo dar cita para esta tarde o para mañana por la mañana. Le haríamos el aborto para el sábado pero tendría que ser a primera hora y tendría que pasar un día en la clínica.
- No sé, voy a hablarlo. Ya la llamaré.
- Si me llamas, pregunta por fulana de tal
- Bien, de acuerdo. Muchas gracias.
- De nada. Adiós.

David del Fresno
daviddft@mi.madritel.es
www.elimperiodelamuerte.blogspot.com
www.elimperiodelavida.blogspot.com

5 comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. Muchas gracias, Ya te he vistado y también te he anotado. Hacemos falta en la web, aunque parezcamos “la voz que grita en el desierto”
    Saludos

  2. uffff…. impresionante testimonio recoges hombre!!! Y yo que pasaba a saludar y agradecer tu visita a mi blog. Después miraré el de tus amigos. Bendiciones y feliz 2007.

  3. Muy buen documento. Real como la vida misma. En mi trabajo(abogado) he visto cosas semejantes. Hecha la ley hecha la trampa.

    Saludos

  4. Aeronauta, Don Cristian, José: Llevo tiempo tras estas investigaciones y nunca acabo de acostumbrarme. Si quieren saber más, visiten http://www.elimperiodelamuerte.blogspot.com y si se empiezan a encontrar mal, y se marean, pasen a http://www.elimperiodelavida.blogspot.com

  5. Lo que debemos hacer es meter el Registro Civil al ámbito intrauterino.

    Un Instituto para la Defensa del Menor, Departamento Vida Intrauterina, debería recibir la información.

    Todo médico estaría obligado a reportar los embarazos que atendiera. Se constituiría así un Registro de Principios y Terminaciones de Embarazos.

    Al tercer mes gestacional, ya habiendo pasado el periodo de abortos espontáneos frecuentes y con el feto ya formado, se expediría un Registro Civil de Existencia Fetal, que debería resellarse tras el parto. Ese feto de tres meses se tendría por “jurídicamente nacido”, y atentar contra su vida se penalizaría como homicidio. La madre firmaría un documento en que se le haría saber el castigo a que se haría acreedora si atentara contra su vida. (Antes del tercer mes de cualquier modo se penalizaría el aborto, pero con una sentencia menor.)

    Además, ya parido el niño, dicho Instituto para la Defensa del Menor le haría un seguimiento anual para detectar posibles abusos sexuales o de otro tipo.
    La madre que no quisiera a su hijo podría firmar una Carta de Repudio y entregarlo a las autoridades, pero se le cobraría a ella una pensión mensual para ayudar a la pareja adoptante.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com. | El tema Pool.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: